¿Por qué Casa Aiken?

 

El nombre Aiken, en la lengua tehuelche, significa vivir.

Elegimos Aiken como nombre porque la vida es el el centro de la propuesta que habita esta casa. La vida concebida, no como la mera existencia, sino como la plena manifestación de cada Ser. Una manera de estar en el mundo que honra la trama natural de la que somos parte, siendo y haciendo en beneficio de la totalidad.

En Aiken aprendemos viviendo y vivimos aprendiendo. Nos reUnimos para compartir, aprender juntos y celebrar la vida.